viernes, 29 de abril de 2016

Hoy leemos: El maravilloso mini-peli-coso

No sé si había comentado esto por aquí..., pero somos por lo general los únicos que en los cumples de los amigos de mi peque, regalamos libros. Hasta el punto de que algunos de sus amigos y compañeros, cuando el cumpleañero o la cumpleañera van a abrir el regalo, ya le están anticipando que es un libro. No sé ellos qué pensarán en ese instante, pero nosotros nos sentimos genial y sabemos, que pasado todo el nervio y la emoción del evento, ya en casa, será un momento para recogerse en torno al libro y dejar volar la imaginación guiados por la voz de mamá o papá, o tal vez por la voz del mismo niño (o niña).

Hoy mi peque había sido invitado a un cumple de una amiga y compañera. ¿El regalo elegido?. Un álbum ilustrado, ¡no podía ser de otra forma!. Estuve dándole vueltas para ver cuál podía buscar... En este punto debo de confesar que soy un poco "perversa", y cuando se trata de niñas, suelo buscar álbumes que desmitifiquen a las princesas, jejeje, por lo menos, que alguien les plantee otra visión sobre esta temática. Así que pensé y pregunté porque ya habíamos regalado algunos. Al final llevaba dos títulos en mi cabeza. Cuando llegué a la librería, ésta estaba a tope, ya justo era el día 23 de Abril (día del Libro), mi peque llevaba su dinerito para adquirir un libro (al igual que el pasado año) y yo aprovechaba para ir a la caza y captura del regalo.

Tras ayudar a buscar a mi peque según la idea que él llevaba, me dí la vuelta y ví un montón de álbumes ilustrados en la mesa/mostrador. Allá que me fuí, no puedo resistirme a ver libros así y nos echarles un vistazo. Justo el segundo era "El maravilloso mini-peli-coso". Uy, había oído hablar de él y muchas instagramers lo recomendaban. Así que, lo leí de pie y con tranquilidad (a pesar de todo el bullicio que había a mi alrededor)... Me pareció tan bonito, con una historia tan tierna, imaginativa y dulce y con esas ilustraciones tan cuidadas, a páginas completas y llamativas, que olvidé las dos ideas que llevaba en mente puesto que tenía justo en las manos el regalo perfecto para la niña.


Eddie, una pequeña de cinco años y medio, piensa que no sabe hacer nada de nada (cuando toda su familia destaca por algo) y un día oye a su hermana mayor decir "cumple mamá mini-peli-coso". Inmediatamente piensa que debe encontrar un regalo para su mamá y comienza a recorrer su barrio y a visitar a sus conocidos, con el fin de encontrar un "mini-peli-coso". Así visitará al pastelero, a la señora de la tienda de plantas y a alguno que otro más, preguntando aquí y allá. Cada uno entenderá una cosa distinta, cambiando el nombre a esa "cosa" buscada por Eddie. Como suele pasar con algunos propietarios de comercios de barrio de buen corazón a los que les gustan los niños, cada uno obsequia a la niña con un pequeño detalle como contrapartida, al no tener lo que ella busca... De pronto, a punto de abandonar la búsqueda, encontrará algo muy colorido y versátil, pero no le será tan fácil hacerse con ello... a no ser que... comience a poner en marcha su inteligencia, imaginación y creatividad que le irá llevando hacia la consecución de su objetivo.

Un álbum que nos habla de la tenacidad y de la maravillosa fantasía de la infancia. ¿Qué importa si lo que buscamos es complicado o tal vez inexistente para algunos?, si nosotros tenemos fe, ilusión y tesón, podremos conseguirlo.

Lo más maravilloso de todo, es que hoy al abrir la niña el regalo, ha exclamado "oh, un libro" y se ha quedado prendada de la portada, le ha hecho mucha gracia el título (que a la vez se lo estaba diciendo mi peque) y yo, he aprovechado la coyuntura, para enseñarle una cosilla en una de las ilustraciones de sus páginas, diciéndole con una sonrisa y un guiño "ya tienes un pequeño adelanto, después en casa, descubres la historia con mamá".

Tan emocionada con la historia del álbum y rememorando el momento, casi se me olvida decir que viene de la mano de Combel Editorial y su autora e ilustradora es Beatrice Alemagna.



sábado, 23 de abril de 2016

Hoy leemos: Primer jo! - ¡Yo primero!

Justo ayer solía hacer mi habitual reseña de Literatura Infantil (podéis verla AQUÍ), y normalmente no publicaría nueva reseña en el Blog hasta el próximo viernes... pero es que nos encontramos en un mes muy especial, ni más ni menos que ¡¡¡el Mes del Libro!!!, y además, justo hoy, día 23 de Abril, es ¡¡¡el Día del Libro!!!, por tanto, esto se merece por lo menos que hoy también haya reseña por mi parte en este mi rincón.

En esta ocasión os traigo una de las últimas novedades de Editorial Picarona. Se trata de Primer jo!, la edición en Catalán de ¡Yo primero!. Escrito por Helen Lester e ilustrado por Lynn Munsinger..., que por cierto he visto que también ilustra el álbum No necesito amigos y se me ha quedado en la retina la portada; sólo me quedaba leer el resumen de la historia para quedarme con las ganas de leerlo..., pero volvamos al álbum del que os quiero hablar que versa sobre un cerdito muy espabilado (tal vez demasiado) llamado Pinkerton.


Y es que Pinkerton es de esos que quieren ser siempre el primero en todo, en subirse y lanzarse por el tobogán, subir al autobús, entrar en el agua, salir de ella, el primero en la cola... En cuanto te descuidas se oye el consabido "¡Yo primero!" - "Primer jo!" y sin que te haya dado tiempo casi ni a pestañear, allá que está él, el primero para todo. Pero dicen que la vida te va poniendo delante justo lo que necesitas y Pinkerton no iba a ser menos. Así, un día de excursión con sus compañeros cerdo-scouts, en su afán por ser siempre el primero, se encuentra con una pícara, extraña y pequeña criatura que le dará la gran lección de su corta vida y que jamás se borrará de su mente y seguro que, tampoco de su corazón.

Un álbum ilustrado en formato cuadrado y con una historia divertida y con moraleja a la que le acompañan unas preciosas y coloridas ilustraciones. Además se trata de una edición bilingüe por lo que podréis encontrar el texto tanto en Español o, en nuestro caso Catalán, junto con Inglés, por tanto lo hace perfecto para practicar/refrescar este idioma.

Debo deciros que yo estudié francés porque no había otra posibilidad en mi colegio y siempre he pensado que el inglés es imprescindible, pero también se me hace cuesta arriba. No obstante, ahora estoy intentando aprender algo, poco a poco y de forma autodidacta, así que, me hago el firme propósito de, la próxima vez que lo leamos, hacerlo en inglés. Además, contaré con mi pequeño ayudante lector que si que tiene inglés como asignatura, así que digo yo, que entre los dos ¡lo conseguiremos!.

Me/nos ha gustado mucho el álbum ilustrado y, de inmediato pensé (cuando leí título y resumen) que la historia podría ir bien en nuestro caso, porque en algún momento todos los niños pasan por esa fase de querer ser los primeros. Recuerdo una temporada en que mi peque estaba "preocupado" por ver si era el primero de sus compañeros en llegar al colegio. También me he divertido mucho leyéndolo con él, porque, aunque una madre conozca más que nadie a sus hijos, siempre hay momentos en que los niños pueden sorprenderla. En el caso de mi hijo, no me esperaba que interrumpiera la lectura y muy, pero que muy serio, comenzara a comentar y opinar sobre la criatura que se encuentra Pinkerton y es que creo, que hay una cosilla que se ha quedado en el aire sobre este personaje y que intentaré aclararle hoy (aunque estoy segura de que posiblemente siga opinando lo mismo).

La moraleja os podéis imaginar cual es: llegar el primero no significa ser el/lo mejor y sin duda, esto Pinkerton lo tendrá muy clarito..., tal vez alguno que otro se sienta algo identificado y a partir de ahora comience a ver las cosas desde otra óptica tras la historia de este sonrosado cerdito.

¡¡¡Feliz Día del Libro!!!.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...