viernes, 22 de agosto de 2014

Hoy leemos: Un tractor muy, muy ruidoso

Tenía muchísimas ganas de hablar sobre este Cuento, porque nos visitó desde la Biblioteca y nos encandiló a todos. Editado por Cuento de Luz y escrito por Mar Pavón de la que me declaro fan absoluta. Coinciden editorial y autora con las geniales historias de Cocorina, de la que os hablé en Cocorina y el puchero mágico. Hasta ahora todo lo que hemos leído de esta editorial nos ha encantado, así que la tengo bien anotadita y de Mar, ya os he dicho lo que opino, porque no sólo tienen sus historias un ritmo maravilloso y son divertidas, es que además todas y cada una de sus historias albergan una gran enseñanza tratada con humor.

La ilustradora es Nívola Uyá, que también ha ilustrado otro cuento al que recientemente eché el ojo (ya os hablaré de él). Sus ilustraciones tienen una fuerza y un colorido maravillosos. Me he enamorado de la cabellera roja de la protagonista (entre otras cosas, jejeje).


Un tractor muy, muy ruidoso es una historia muy original y también muy, pero que muy divertida que nos enseña lo importante de hacer lo que a cada uno/a le gusta, independientemente de lo que opinen los demás (que siempre van a opinar). Nos enseña a ver el mundo de otra forma y cómo los niños, que todavía están limpios de todos esos estereotipos de la edad adulta, son capaces de ver las cosas tal cual son, sin más.

Aquí tenéis un "aperitivito" para ir haciendo boca.


Lo más probable es que en algún momento, y cuando podamos, pase a formar parte de nuestra pequeña biblioteca, puesto que a nuestro Cucolinet le encanta y lo ha pedido muchas veces aún sabiendo que era de la Biblioteca y que lo habíamos devuelto una vez disfrutado. Se ha venido con nosotros a casa dos veces ya, cada vez que lo hemos visto en la estantería, pero él quiere tenerlo en casa y le prometí que cada vez que fuésemos, lo buscaríamos. Su parte preferida, según nos dijo en días pasados, una en la que dice algo así como "¿pero qué hace esa señora en un tractor?, si debería ir en una carroza" ♥.

Os voy a decir un secreto... esta entrada ya estaba preparada y justo ayer, sin esperarlo, cayó en mis manos este maravilloso cuento y será un regalo para mi Cucolinet por su cumple ^_^. Así que, guardadme el secreto ;^).





Celebra la vida con una fiesta

Aquí llego con la entrada de nuestros #ViernesdeReflexión, así que actualizo el blog de semana en semana, pero quiero volver a ponerme las pilas y hablar por ejemplo, mucho de cuentos, porque me chiflan. De hecho he vuelto a comenzar de nuevo a participar en el Carnaval de los Viernes del #Hoyleemos, puesto en marcha por Ara, de La Colina de Puck. Desde el verano pasado, si no recuerdo mal, comparto por Instagram, Facebook y Twitter una fotito del Cuento que leemos, con el hashtag de #hoyleemos; pero se me queda corto, porque disfruto mucho hablando sobre ellos y haciendo una pequeña reseña con nuestra opinión y nuestras vivencias.Así que, volvamos al mundo de la ilusión, fantasía, imaginación y sueños ;^).

Y ahora, sin más dilación, os dejo con el siguiente buda...


El buda de la fiesta


"Vivamos del modo más feliz sin
poseer nada; alimentémonos de
la alegría".

Precisamente porque es consciente de la naturaleza impermanente de todas las cosas, el budismo aconseja hacer de cada instante una fiesta para los sentidos y el corazón. ¿No es eso a lo que se refieren los que "viven como si fuera el último día" de su vida?. En realidad, puesto que no sabemos a ciencia cierta qué nos espera más allá del momento, deberíamos vivir todos los días con ese espíritu.

Celebrar la mañana, la naturaleza, el buen tiempo, la lluvia, nuestros compañeros, la música... Henry Miller decía que el secreto de la existencia es entender el mundo como un hogar donde pasarlo bien. ¿Y por qué no?.


Imagen de la página Si es destino
No esperes al crepúsculo para honrar al sol naciente. Empápate de la belleza del mundo aquí y ahora, y comparte esa belleza con el máximo de personas. Recuerda que la felicidad se multiplica cuando pasa de una persona a otra. De tí depende que tu existencia sea un lugar sombrío o un espacio radiante -con sus sombras pasajeras- donde crecer y evolucionar espiritualmente.


Inventa nuevas fiestas

Así como el Sombrerero Loco y la Liebre de Mayo de Alicia en el país de las maravillas celebran el día de su no-cumpleaños, podrías encontrar al menos una vez a la semana un motivo de fiesta para reunirte con los tuyos. Empieza a agudizar el ingenio.

Acabo de leerme el libro de Los Cuatro Acuerdos, del médico mexicano Miguel Ruiz y casi al final del libro habla justamente de vivir como el que sabe que le queda poco tiempo de vida. Porque, si estuvieras a punto de morir y lo supieras, ¿no vivirías tu día a día saboreando cada pequeño sorbo del mismo?, ¿no harías las cosas que te gustan sin pensar en el que dirán?, ¿no disfrutarías al doscientos por cien de los tuyos?. Cada amanecer es único y hay que vivirlo como tal, no vale pensar que que ya amanecerá mañana, porque, aunque sea así, aunque lo veas, no será el mismo y cada uno será irrepetible.

Tal vez sea difícil poner esto en práctica, pero sería maravilloso concienciarnos de ellos y vivir así, saboreando cada momento, porque realmente, el futuro es incierto y nadie sabe lo que va a pasar mañana...

¡Feliz Fin de Semana!.

En un ratito, la siguiente entrada con un Cuento Infantil ;^).


Nota: Capítulo sacado del libro "99 maneras de ser FELIZ y 99 recetas budistas para vivir con plenitud" de Gottfried Kerstin.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...