viernes, 27 de febrero de 2015

Hoy leemos: ¡Voy a comeDte!

Este álbum ilustrado tuve oportunidad de bichearlo (¡me encanta esta palabra!, jejeje) en la Librería El Petit Lector de Sant Vicent del Raspeig. Por supuesto me lo apunté en la lista de "muy a tener en cuenta" (que no para de crecer y crecer). Posteriormente me he ido encontrando con su imagen en Instagram bajo la etiqueta de #HoyLeemos (pasaros por Instagram y disfrutad de la enoooorme cantidad de literatura infantil que podéis encontrar bajo esta etiqueta). Hace justo una semana pudimos disfrutarlo en un cuentacuentos de la mano del gran Fran pintadera, donde lo pasamos pipa como es habitual cada vez que acudimos a verle y escucharle.


Con este álbum en concreto,  la etiqueta en este post más bien debería ser #HoyContamos o mejor, #HoyCuento puesto que fue uno de los elegidos para contar en el cuentacuentos que realicé el pasado sábado en La Casa del Bosque, un centro slow en San Juan de Alicante, donde se pueden realizar actividades en familia. Y si, habéis leído bien, he dicho "elegido para contar", porque justo ese día me estrené como cuentera o narradora oral. ¡¡¡Wow, menuda experiencia!!!. Tras algunas contadas entre amigos y también en el cole de mi peque, me ofrecieron la oportunidad y tras unos segundos de duda, me lancé al vacío. Madre mía que nervios pasé los días de antes. Pero llegó el día, y ¡¡¡disfruté a rabiar!!!.

Una fotito que me sacó una mami Instagramera ♥
Pero sigamos hablando de este ¡Voy a ComeDte! donde un lobo malo malísimo, bueno... en realidad un lobo de cuento hambriento busca una presa para echarse a la panza. Sin embargo, al pobre lobo se le ha liado un pelo en la lengua y esto le produce un hablar bastante gangoso. La que podría ser su primera presa, un conejito blanco, no le entiende nada de nada cuando le sale al paso... así comienzan las vicisitudes del lobo en contrapartida con la pillería de un par de conejitos. Las risas están aseguradas con los peques que se lo pasarán en grande oyendo lo mal que habla el lobo y descubriendo sus desventuras.

Un Álbum ilustrado original, arriesgado y super divertido de Jean-Marc Derouen y Laure du Faÿ editado por Kókinos.

viernes, 20 de febrero de 2015

Hoy leemos: El monstruo que se comió la oscuridad

Este álbum ilustrado llegó a casa hace casi dos años y medio... y casi tal como llegó, se marchó. Fue regalo de cumpleaños de Cucolinet, pero hubo un pequeño error de impresión en una partida y tuvimos que devolverlo muy a nuestro pesar. En su lugar llegó El rey Hugo y el dragón que reseñé aquí en su momento.

Esta tierna historia viene a cargo de Joyce Dunbar e ilustrado por Jimmy Liao. Editado por Barbara Fiore Editora.


¿Qué niño no tiene miedo a la oscuridad?. Los adultos, cuando eramos pequeños, también tuvimos miedo en algún momento. Incluso personas ya adultas pueden sentir cierta aversión a la misma. Pero en con esta historia autor e ilustrador nos hacen ver que la oscuridad tiene también su parte buena e incluso necesaria y entonces, comenzamos a verla de otra forma.

Lorenzo es un niño que tiene miedo a la oscuridad, tiene miedo a que lo tras ella se esconde... de hecho piensa que hay un monstruo debajo de su cama y la verdad, es que no anda muy desencaminado, porque así es, ¡hay un monstruo!. Sólo que este monstruo es pequeño, diminuto. Pero este monstruo ¡se siente tan vacío por dentro!. Así que comenzará a comer, y encontrará absolutamente deliciosa la oscuridad, pero esto le llevará a crecer y el problema cuando uno es más grande, es que tiene más hambre, necesita comer más. Cada vez que coma, el monstruo crecerá y crecerá y crecerá.... ¿qué pasará entonces?. La oscuridad se acabará, porque será totalmente devorada por el monstruo y no quedará nada. Pero al igual que la oscuridad puede servir de refugio a los monstruos también es el ambiente idóneo para determinados seres vivos... El desenlace nos llenará de ternura y servirá para sacar más de una conclusión.

Tras leer por segunda vez el álbum ilustrado, quedó impregnada en mi esta segunda lectura: no dejéis que la parte oscura se apodere de vuestro corazón, no os encerréis más y más. A veces sólo basta saber que no estás solo, que te quieren y sentirse necesitado para que todo vuelva a la normalidad. Allí descubriréis que vuestros miedos no son tan grandes.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...